Campaña de DRAGON AGE en el club ARS LUDICA. Sesión 11. El devastador incendio provocado

Hola amig@s de albinusrol, hoy continuamos nuestra serie de entradas dedicadas a la Campaña del juego de rol DRAGON AGE, que estoy dirigiendo en el Club ARS LUDICA junto a mis amigos Dani "Danpe", Fede "Scarver", Francisco "Telmo" y Alejandro, donde quiero compartir con tod@s vosotr@s el resumen de cada sesión y mis técnicas e ideas que estoy utilizando para las partidas como director de juego.



 Preparación y dirección de la sesión

En primer lugar, sí queréis saber más de este juego, os recuerdo que nuestro compañero Fede "Scarver" nos dejó dos reseñas en el blog: Dragon Age. Caja básica. Manual del jugador y Dragon Age. Caja básica. Manual del director del juego



Como bien sabéis, la sesión 10 finalizó con el discurso engañoso que ofreció el Bann Trumhall a los habitantes de Logerswold. Por último, Telmo acudió temprano al campamento del Bann para recibir el contrato para traer leñadores al pueblo y una bolsa con escasas monedas en su interior.

Quinta parte de la aventura oficial "Un Bann de más": Justicia

Aunque los héroes conocían la implicación directa del Bann Trumhall con los bandidos de Waldric Mano Sangrienta, no pudieron enfrentarse directamente contra él después de su exitoso discurso, donde consiguió la aprobación de la mayoría de habitantes de Logerswold. Además, el astuto Bann, consiguió incitar el odio de los habitantes del pueblo contra Sigrid, la mujer del terrateniente Trewin, por su origen orlesiano. 

Cómo parecía que los héroes no tenían la intención de actuar en los futuros acontecimientos de Logerswold, utilicé su visita al antiguo Bann Krole, para ver si querían apoyar su causa y enfrentarse finalmente contra Trumhall en el campo de batalla. Pero tomaron la decisión de no seguirle precipitando su derrota (sus hombres no estaban tan bien equipados ni tenían los recursos que los soldados del Bann Trumhall).


Por último, tenía algunas notas de la fortaleza del Bann Krole y no me costó ir improvisando un poco la trama,...hasta que Alejandro decidió que su personaje Jarley quemará la atalaya con consecuencias catastróficas para la fortaleza de Krole, el pueblo de Logerswold y por supuesto el bosque de Brecilia. Este inesperado giro de los acontecimientos me ha dado ideas para futuras sesiones y servirá para que los personajes jugadores perciban claramente que sus acciones han marcado una parte de Ferelden para siempre. 

Resumen de la sesión

En esta sesión los personajes jugadores tras charlar con el Bann Krole, investigaron su fortaleza donde encontraron más pistas sobre el Bann Trumhall y el extraño anillo que tenía Waldric Mano Sangrienta..., pero todo quedo eclipsado tras el incendio provocado por Jarley, que precipitará una alocada huida de la zona devorada por las llamas. A continuación os dejo el resumen de esta sesión 11:

Los héroes bajaron por el sendero que llevaba a la fortaleza del Bann Krole. Al llegar a la empalizada, el propio Bann Krole les esperaba junto a sus pocos soldados y sirvientes. El antiguo Bann estaba informado de la victoria de los héroes sobre los bandidos y les dio las gracias personalmente. Además comunicó que había perdonado la condena al bandido que tenía en su mazmorra y ahora formaba parte de su séquito. Krole también se había enterado de los insultos que recibió Sigrid, la mujer del terrateniente Trewin, durante el discurso del Bann Trumhall y estaba muy enfadado. Los héroes se percataron que esa ofensa tenía algo de personal con el propio Krole y vieron como marchaba con sus soldados y sirvientes a "pedir explicaciones" al Bann Trumhall. Solamente dejó a la vieja ama de llaves y a su marido parar atender su fortaleza y a los sorprendidos héroes que no se unieron a su causa... 

Los sirvientes les guiaron hasta el gran salón, el cual tenía los muebles algo desvencijados y estropeados. Les ofrecieron cortésmente lo poco que tenían; algo de vino aguado y queso mohoso. Euphraty y Hocke se quedaron en el gran salón, mientras Rylan, aconsejado por Jarley, se marchó con el viejo sirviente, para buscar documentos en el despacho de Krole que estaba en lo alto de la fortaleza. Por último, Telmo y Jarley salieron por la puerta de servicio al exterior, camino de la atalaya del Ovejero para ver, desde las alturas, la situación en Logerswold. Mientras Telmo subía lentamente a lo alto de la atalaya de madera, Jarley se quedó a ras de suelo sumido en oscuros y pirómanos pensamientos, donde veía claramente consumida la atalaya por las llamas con un hechizo que quería probar. Por último, Rylan subía lentamente, acalorado debido a su pesada armadura, al despacho de Krole, siguiendo al viejo y lento sirviente por una estrecha escalera de caracol... 


Al llegar a lo alto, Telmo encontró colocado un catalejo de los utilizados por los capitanes de navío enfocando al pueblo. El hombre de Ferelden tomó el catalejo y observó que en las puertas de Logerswold había un carromato del Bann Trumhall volcado y una pequeña columna de humo procedente de otro de los carros. Decidió quedarse el catalejo y bajar rápidamente, para avisar a los demás del enfrentamiento en las puertas del pueblo. Al llegar junto a Jarley y contarle la situación, el joven mago decidió ejecutar su siniestro plan pirómano, con la excusa de que quizá el Bann Krole y sus hombres regresaran al ver las llamas en su atalaya. Telmo se marchó al interior de la fortaleza para hablar con el resto de los héroes, mientras Jarley prendía la atalaya con un hechizo y disfrutaba de la visión de las llamas devorando la madera y escalando hacia arriba velozmente.... 


Mientras en el salón, Euphraty y Hocke habían invitado a beber y descansar a la vieja ama de llaves, que llevaba una hora de pie en el umbral de la puerta. Cómo la mujer no estaba acostumbrada a la bebida y abatida por el cansancio, se quedó plácidamente dormida en la silla donde estaba sentada. Rylan por fin llegó a lo alto de la fortaleza y tras esperar pacientemente un poco más a que el anciano le abriera la puerta, entró raudo en el despacho del Bann Krole. En su interior había unos muebles sencillos, donde destacaba la enorme mesa de madera con cientos de papeles revueltos sobre ella. Además tenía la gran ventana abierta, para reciclar el aire del despacho. Desgraciadamente, en lugar de entrar el aire fresco del Valle, estaba entrando una potente humareda procedente del exterior. El pobre anciano comenzó a toser y se quedó en el descansillo tambaleándose cerca de la sinuosa escalera. Mientras, Rylan empezó a buscar papeles, cubriéndose la boca por la tos, y tras mover algunos papeles encontró un documento de la nobleza de Ferelden, donde se situaba al Bann Trumhall como el decimotercer hijo de una familia noble menor. En ese instante el pobre anciano se precipitó por la escalera, partiéndose el cuello en el rellano de la planta baja. Rylan corrió hasta el rellano de la escalera y observó desde arriba el cuerpo sin vida del pobre sirviente. Justo antes de marcharse pisó una hoja, que tenía dibujado un anillo, el cual habían encontrado sus compañeros en el botín de Waldric Mano Sangrienta. Se trataba del sello de una familia noble de la zona occidental de Ferelden, donde se encuentran las montañas de los enanos... 

Al bajar la escalera, recogió el cuerpo sin vida del anciano y regresó al salón, donde estaban todos sus compañeros y la anciana, que seguía dormía en una silla. A los pocos segundos el humo se colaba por los quicios de las puertas y todos comenzaron a toser. Euphraty decidió adelantarse en sigilo entre los árboles hasta el camino principal. Allí oculta a la vista de todos, presenció el final de la escaramuza entre los hombres del Bann Krole y el Bann Trumhall. Finalmente a pesar de haber quemado dos carromatos y acuchillar a dos guardias del Bann Trumhall, los hombres de Krole fueron masacrados en el combate y solo el tullido Bann Krole sobrevivió. Trumhall decidió mantenerlo vivo para impartir su castigo más tarde... 

El resto de los héroes estaba decidiendo que hacer con la anciana y ver si regresaban a Logerswold o marchar definitivamente hacia Cyllian. En ese instante los restos ardientes de la atalaya cayeron sobre la fortaleza de Krole que empezó a arder también. Además la linde del bosque de Brecilia, que rodeaba la fortaleza, estaba comenzando a arder rápidamente. Todos apresuraron el paso y tomaron el sendero que llevaba al camino principal cargando con la pobre anciana. Mientras, Euphraty vio como el resto de carromatos marchaba hacia el pueblo y al propio Bann Trumhall con los guardias que le quedaban avanzaron con decisión sendero, abajo para asaltar la fortaleza del Bann Krole. Además, desde su escondite, se percató que Cola Negra estaba en mitad del camino observándola en silencio. Justo en ese momento se cruzaron los hombre del Bann Trumhall con los héroes, que viajaban por el camino en sentido contrario. Todos se miraron con cara de sorpresa, pero tras unos instantes, cada grupo siguió su respectiva marcha...


Al terminar de subir por el camino, los héroes echaron un vistazo a la masacre de los soldados de Krole y Trumhall, y a pesar de no ver a Euphraty, decidieron apresurar el paso y cogieron el camino principal en dirección opuesta al pueblo de Logerswold. Euphraty se quedó un rato sumida en sus pensamientos y salió de su escondrijo más tarde. En ese instante, volvió a percatarse de que era observada por el enorme mabari Cola Negra. El perro se acercó lentamente y se dejo acariciar detrás de las orejas por la elfa dalishana. Cuando nuestra heroina echó a andar, el perro la siguió a corta distancia. El resto de héroes que iba por delante, comenzaba a atravesar las últimas fincas limítrofes con el pueblo de Logerswold. Tras ellos comenzaba a asomar una enorme humareda y algunas llamas lejanas que devoraban, poco a poco, el bosque de Brecilia. Intentaron acelerar de nuevo el paso, pero la pobre anciana les ralentizaba demasiado. Así que, en un acto impulsivo, saltaron la cerca de una finca, colocaron a la anciana frente a la puerta de la casa principal, llamaron fuertemente a la puerta y echaron a correr abandonando a la anciana y rezaron entre dientes a sus dioses, para que tuviera una buena acogida en aquella casa...


¿Qué terribles consecuencias tendrá en Logerswold el siniestro acto pirómano de Jarley?, ¿Porqué Cola Negra ha decidido marcharse con Euphraty?, ¿Cuál será el destino de la pobre anciana, que ha sido abandonada por los héroes?... Estás y más preguntas deberán tener respuesta en futuras sesiones.

Espero que os guste nuestra campaña,

Un saludo a tod@s.

0 comentarios:

Publicar un comentario