Campaña de DRAGON AGE en el club ARS LUDICA. Sesión 20 La audiencia con el Maestro Inquisidor Ezequiel Roglic

Hola amig@s de albinusrol, hoy continuamos nuestra serie de entradas dedicadas a la Campaña del juego de rol DRAGON AGE, que estoy dirigiendo en el Club ARS LUDICA junto a mis amigos Dani "Danpe", Fede "Scarver", Francisco "Telmo" y Alejandro, donde quiero compartir con tod@s vosotr@s el resumen de cada sesión y mis técnicas e ideas que estoy utilizando para las partidas como director de juego.



 Preparación y dirección de la sesión

En primer lugar, sí queréis saber más de este juego, os recuerdo que nuestro compañero Fede "Scarver" nos dejó dos reseñas en el blog: Dragon Age. Caja básica. Manual del jugador y Dragon Age. Caja básica. Manual del director del juego Además en albinusrol hemos jugado la partida La Maldición dalishana en youtube.



Como bien sabéis, la sesión 19 finalizó con la llegada de todos los héroes al pueblo de Cyllian. Aunque antes de regresar al pueblo, Euphraty fue rescatada por la famosa bruja de la espesura Flemeth, que la encomendó una importante misión, mientras que Jarley, Telmo y Eyra regresaron, una vez más, al campamento dalishano, para ir a buscar a sus amigos Bodahn y Sandal. Además llegó a Cyllian un famoso inquisidor junto a un hechicero y un mercenario qunari.

Nuevos objetivos y misiones para desarrollar la campaña

En esta sesión lo que tenía muy claro desde el principio, es que los héroes debían reencontrarse, después de todo lo sucedido con las misiones del dragón y los bárbaros chasind de la espesura korcari. Además tenía que ir presentando al nuevo personaje de Fede, el mercenario qunari Burul, al resto de los héroes, con el objetivo de que formara parte del grupo más adelante durante el desarrollo de la campaña. 


Personalmente tenía ganas de ver como se desenvolvía el personaje de Burul al conocer a los jugadores, porque se trata de un mercenario que trabaja para un poderoso inquisidor que está tomando decisiones arbitrarias respecto al pueblo de Cyllian. Aunque las órdenes del inquisidor, en un principio tienen la intención de ayudar con el problema del dragón, pueden ser muy impopulares y crear cierta tensión en el grupo de héroes. En las próximas sesiones debo manejar bien la situación, para evitar un conflicto entre los personajes jugadores, por partir inicialmente en grupos con objetivos diferentes. Mi idea inicial es que Burul acompañe a los héroes, en una misión ordenada por el inquisidor Ezequiel, pero las acciones de los héroes serán las que decidan, si mi idea es buena o tomarán otro camino alternativo. 

En cuanto a la misión que encomendó la bruja de la espesura Flemeth a Euphraty, quiero que sea importante en el futuro, pero ahora que el grupo ha vuelto a unirse quiero ver si deciden ayudar al inquisidor, para acabar finalmente con el dragón que mató a su compañero Rylan o deciden abandonar la idea y emprender una nueva aventura alejándose del peligroso dragón y de su pueblo. 


Por último, en esta sesión los héroes se verán cara a cara con el inquisidor Ezequiel, que les preguntará por todos los acontecimientos anteriores y las muertes de sus compañeros Rylan y Freya. Tendré que tomar muchas anotaciones de las respuestas que den los héroes, porque Jarley fue el autor del enorme incendio del bosque de Brecilia y sigue ocultando esa información echando la culpa al dragón. Además sus compañeros le siguen protegiendo, pero la dudosa decisión de Jarley de aliarse con el malvado Cola Negra en la anterior sesión, no ha gustado en el grupo y veremos por cuanto tiempo siguen encubriendo al joven mago.  

Resumen de la sesión

En esta nueva sesión todos héroes se reencontraron en pueblo de Cyllian y tras compartir la información que tenían de los últimos días tras su separación, fueron convocados por el Inquisidor Ezequiel Roglic en el ayuntamiento de Cyllian, para contar su versión sobre los hechos acontecidos en Logerswold y la misión de dragón con los elfos dalishanos del noble Arvaniel
. A continuación os dejo el resumen de esta sesión 20:

El enorme qunari Burul se levantó muy temprano, justo antes de qué cantará el gallo, se embutió en su pesada armadura de placas y salió desde su austero cuarto en el ayuntamiento de Cyllian, en dirección a la capilla de Andraste. Allí le esperaban cuatro paisanos con caras largas y somnolientas, que portaban unos pesados mazos y qué preguntaron a Burul la causa por la que habían sido citados tan temprano. El mercenario, el cual tenía unas ordenes muy precisas, cogió un mazo y a pesar del llanto de la Hermana Arya, empezó a derribar la capilla con precisos golpes, mientras ordenaba a los campesinos que recogieran la piedra y la llevaran hasta la improvisada empalizada, la cual habían empezado a construir el día anterior, junto a la posada de la familia Mullin.

Euphraty estaba llegando a Cyllian por el camino del norte y escuchó el estruendo que estaba causando el enorme qunari en la capilla. A pesar de sus heridas, se plantó desafiante frente al qunari y le pidió con firmeza, que dejara de destruir la capilla. Burul le dijo que necesitaban la piedra y no tenía ninguna intención de detenerse. La tensión se palpaba en el aire, pero antes de que llegaran a las manos apareció Elora, la amiga de Euphraty y ambas se fundieron en un apasionado beso, mientras el funcionario del ayuntamiento Mereth, tras toser en repetidas ocasiones, sugirió a la elfa dalishana que se marchará a la posada para lavarse, desayunar y curar sus heridas. Aunque seguía mirando desafiante al enorme qunari, decidió seguir a los campesinos, que llevaban las piedras de la capilla, junto a Mereth, la hermana Arya y Elora, hasta la posada del Espíritu Ceñudo.

Mientras, por el camino del sur, estaban entrando en el pueblo, Telmo, Eyra, Bodahn, Sandal, Jarley y su nuevo amigo Cola Negra. Se encontraron de repente junto a un improvisado cercado de piedra, que estaban construyendo los vecinos y donde Finella, la prima de Jarley, estaba dando de comer a un montón de variados animales de granja. Telmo se detuvo y empezó a hablar con el campesino sobre el cercado, cuando de la posada salió la vieja Torra, que fue directa a abrazar a su nieto Jarley. Segundos después toda la familia Mullin estaba celebrando el regreso del joven mago, cuando por el camino norte apareció Euphraty. Por fin los héroes se habían reencontrado, pero el posadero Haran, al ver el estado polvoriento en el que se encontraban los héroes, decidió que lo mejor era que se dieran un baño caliente, en las bañeras de cobre de la segunda planta. Sus hijas Finella, Nidia y Amina estuvieron un buen rato subiendo y bajando por las escaleras con tinajas de agua caliente para los héroes.

Después del baño, Jarley le comunicó a Euphraty la muerte de su compañero Rylan y la elfa quedó muy afectada, porque consideraba su amigo al hombre de Ferelden. En el piso de abajo Burul, que había estado hablando con el inquisidor Ezequiel tras demoler gran parte de la capilla del pueblo, había venido a la posada a desayunar y a “pedir” a los héroes, que subieran la calle principal hasta el ayuntamiento, para tener una audiencia con el inquisidor feldereno. Justo antes de bajar a desayunar, Telmo le comunicó a Euphraty que Cola Negra era un mago apostata que provocó la muerte de Rylan, Arvaniel, Linael, Eldriss y controló durante un tiempo al Bann Thrumball. Además le señaló, que a pesar de sus advertencias, su compañero Jarley lo había "adoptado" con el objetivo de que le enseñara magia prohibida. Finalmente todos desayunaron tortitas, tostadas, leche, aguamiel y orujo. Además el viejo Lindel aprovechó el descanso para cambiar la vendas a Euphraty, que todavía manchaba un poco los vendajes, debido a las puñaladas recibidas en la espesura de korcari.


Tras el copioso desayuno en la posada, los héroes a excepción de Cola Negra, Bodahn y Sandal que se quedaron en El Espíritu Ceñudo, fueron a la audiencia con el inquisidor Ezequiel Roglic en el ayuntamiento de Cyllian. En el salón de actos del ayuntamiento se encontraba el inquisidor, tras un enorme escritorio de madera maciza, también vieron al funcionario Mereth sentado en un pequeño pupitre, mientras la joven elfa de ciudad Elora estaba limpiando los cristales de los ventanales. El misterioso hechicero Shang Tsung estaba apoyado en una esquina examinando a cada uno de los asistentes de forma pausada, como si pudiese ver sus almas desde su privilegiada posición. Los héroes se sentaron en un par de bancos, que habían sido trasladados desde la capilla de Cyllian y por último, Burul se quedó junto a la puerta de doble hoja, por si alguno de los “invitados” tenía la intención de marcharse.

Euphraty, que no podía contener su rabia y amenazó verbalmente al inquisidor Ezequiel por destruir la capilla de Cyllian, para crear un cercado y una torre de vigía cerca de la posada. Además volvió a reivindicar, mirando a su amiga Elora, el trato vejatorio que sufría su raza por parte de los humanos. Por supuesto, no estaba de acuerdo con el plan de enviar animales de granja hasta el dragón, para tenerlo tranquilo y alimentado en el antiguo Campamento Dalishano, porque sus compatriotas podrían volver allí y ser devorados por la enorme bestia.

Después de unos momentos iniciales de tensión, apareció el alguacil Tarl Dale y junto al resto de héroes consiguieron que Euphraty se calmara un poco. El inquisidor aprovechó ese momento para anunciar la llegada de un grupo de expertos cazadores de dragones, desde las Marcas Libres, para terminar con la bestia en las próximas semanas. Ezequiel realizó varias preguntas a los héroes sobre su paso por Logerswold, el fin de los bandidos de Waldric, su trato con el Bann Trumhall, el incendio del bosque de Brecilia, la aparición del dragón, Arvaniel y sus elfos exploradores y las muertes de Rylan y Freya... 


Los héroes contestaron a las preguntas diciendo que Longerswold fue atacado por los bandidos, que además mataron a los leñadores del pueblo. Tras descubrir su escondite en el bosque, los derrotaron ellos mismos en una batalla donde murió la joven Freya. Tarl Dale les interrumpió durante la comparecencia para mandar a su segunda, la enana Frek, a buscar a Sirio, el padre de Freya, a la torre de la colina donde vivía. Telmo expuso al inquisidor la misión que le había encomendado el Bann Trumhall, para que llevara leñadores hasta Logerswold y le adjuntó la documentación que tenía. Además le enseñó lo que quedaba del tesoro que tenía Waldric Mano Sangrienta, unas dagas ornamentadas y un anillo con el sello de una familia noble. Ezequiel al ver el anillo les explicó que pertenecía a la familia del Arl Gallagher, que se encontraba en las faldas de la cordillera de la Espalda Helada y que les estaría muy agradecido si le llevaban el anillo a sus legítimos dueños. Por suerte para los héroes, tanto Burul como el propio Ezequiel, se habían enfrentado a los orlesianos en el pasado, junto a la familia del Arl Gallagher y serían bien recibidos. 


En cuanto al incendio, los héroes echaron la culpa tanto al Bann Krole como al Bann Trumhall que empezaron una guerra civil por culpa de un insulto hacia Sigrid, que era la amante de Krole. También, admitieron que se unieron al grupo de elfos exploradores de Arvaniel para acabar con el dragón, que según sus fuentes elficas, era el que había provocado el incendio, que había quemado tantas hectáreas del bosque de Brecilia. Por último, confesaron que no estaban preparados para enfrentarse contra un dragón y que el hombre de Ferelden Rylan pago con su vida, aquel error de cálculo. Ezequiel tomó nota de todo en un viejo tomo que tenía sobre la mesa y ordenó a su hechicero Shang Tsung, que se marchara de inmediato con la primera remesa de animales de granja hasta el campamento dalishano y que regresara en cuanto terminara la misión.


De repente, una pedrada rompió un cristal de la sala y empezaron a oírse gritos del populacho en contra del inquisidor…¡No somos esclavos!, ¿Dónde está Rylan?, ¡No somos ganado!, ¡No vamos a trabajar más!. Ezequiel, que continuaba apuntando en su viejo tomo ordenó a Burul que "amablemente" dispersara a los campesinos...

¿Quienes serán los expertos cazadores de dragones que vendrán desde las Marcas Libres para acabar con el Dragón?, ¿Devolverán los héroes el anillo de la familia Gallagher que vive junto a la cordillera de la Espalda Helada?, ¿Habrá creído el Inquisidor Ezequiel la versión de los héroes sobre los acontecimientos sucedidos en Logerswold?... Estás y más preguntas deberán tener respuesta en futuras sesiones.

Espero que os guste nuestra campaña,

Un saludo a tod@s

0 comentarios:

Publicar un comentario