Campaña de SPIRE con los amigos del Salón del Rey de la Montaña. Sesión 8 La siguiente misión del Ministerio

Hola amig@s de albinusrol, hoy continuamos nuestra serie de entradas dedicadas a la Campaña del juego de rol SPIRE, que estoy jugando de forma online, junto a mis amigos roleros, José Manuel Palacios "Panda", Dani "Danpe", David "Aakroma" y José Alarico "Jan Cantor", donde quiero compartir con tod@s vosotr@s el resumen de cada sesión.



Todos formamos parte del grupo de rol en la plataforma Discord "El Salón del Rey de la Montaña", donde se suelen hacer quedadas mensuales (siempre que se puede) para jugar a rol de forma presencial, pero debido a la pandemia del Covid-19 no hemos podido quedar tanto como nos gustaría y decidimos realizar una campaña online, para seguir disfrutando de nuestra afición entre amigos. 

La campaña es del juego de rol SPIRE, que ha financiado su versión en castellano exitosamente el pasado 7 de junio de 2021 en verkami, gracias a la editorial Cursed Ink.

SPIRE es una descomunal ciudad de elfos oscuros, que hace doscientos años fue conquistada a sangre y fuego por los altos elfos de las tierras heladas del norte. Ahora, los aelfirs (altos elfos) gobiernan la ciudad con crueldad, mientras que los drows malviven bajo su tiranía. Pero un pequeño grupo de drows quiere acabar con los aelfirs y recuperar la ciudad. Los personajes jugadores son drows que forman parte del Ministerio de Nuestra Señora Oculta. Como ministros, realizarán misiones desesperadas para socavar al gobierno y dar pasos hacia la libertad. Practican el espionaje, el robo y hasta el asesinato para conseguir sus objetivos, sabiendo siempre que un paso en falso supondrá su caída... y la de todos sus seres queridos.

El Salón del Rey de la Montaña se enorgullece de presentaros la campaña: 

JUEGO DE ROL

SPIRE, la ciudad debe caer

ESCENARIO

Alma y Vida

DIRIGIDA POR: 

José Alarico "Jan Cantor"

 PROTAGONIZADA POR:

Elvi 
José Manuel Palacios "Panda"

Dipree
Dani "Danpe"

Ventris
David "Aakroma"

Amadeus
Julio "Albinus"


Resumen de la sesión

Dipree había ido a ver a su antigua prometida, como había hecho en incontables ocasiones, a través de los cristales de la tienda de vinos donde trabajaba. Durante horas el agente de las sombras observaba como Feril atendía a los clientes y reponía el género en las estanterías del establecimiento. Prácticamente cuando la joven drow estaba terminando su turno de trabajo salió a la calle y se dirigió hasta donde estaba Dipree y le recriminó que llevara horas observándola de forma obsesiva, mientras desempeñaba sus funciones y amablemente le pidió que se marchara, pero el agente de las sombras permanecía en su posición con la mirada perdida. La joven se puso muy nerviosa y llamó a una pareja de guardias de la ciudad que había en la misma calle. 

    --¡Feril! soy yo, Dipree --dijo cogiéndola fuertemente del brazo mientras la miraba directamente a los ojos.



La chica le observó detenidamente sin reconocerlo y asustada gritó más fuerte mientras los guardias se acercaban rápidamente a su posición. El agente de las sombras viendo su delicada situación decidió dar esquinazo a los guardias entre los callejones colindantes al establecimiento, donde trabaja su prometida Feril. Por suerte, su conocimiento de la zona le permitió situarse en un tejadillo donde escuchó la conversación de los guardias, que desorientados afirmaban que podría tratarse de un drogadicto, pero también criticaron a la joven Feril, porque antes les ofrecía una copichuela de vino cuando pasaban por la tienda y desde hace un par de días no recuerda sus caras ni sus nombres…

    -- Quizá sufra algún tipo de amnesia --dijo el guardia más alto mientras regresaban a la calle que debían patrullar.


Amadeus llegó con el chiquillo que había enviado Elvi a buscarle y pasó a la estancia donde John estaba tumbado. La sacerdotisa le explicó brevemente la situación y le ofreció oler la muestra de baba, que había recogido en el callejón. Mientras Amadeus observaba a John y estudiaba el veneno de la Hilera Roja, la sacerdotisa preparó unas gachas de avena para el resto de chiquillos. El alborotador estaba casi seguro de que John había tomado una droga llamada “sulfuro”, la cual tenía el grave problema de que se extraía de los residuos que quedaban tras las incursiones demoniacas. Pensativo comenzó a rascarse la barbilla y dedujo que si John se había hecho con esta droga tan inusual, fue debido a que estaba a un precio más barato de lo habitual y eso le llevó a la conclusión de que recientemente hubo otra incursión demoniaca importante en Spire, además de la que vivieron tras la función teatral. Amadeus sintió un escalofrío al oler la droga y cerró el bote de sopetón, mientras su compañera Elvi se despedía de los chiquillos uno a uno y les decía que su amigo John pronto estaría bien.


En ese momento se abrió la puerta de la casa y entró Dipree gritando el nombre de la sacerdotisa. Cuando los chiquillos se marcharon, Elvi ofreció asiento a su amigo y le pidió amablemente que se calmara. Dipree estaba muy inquieto porque su prometida Feril no le había reconocido y también le contó lo que había escuchado a los guardias, sobre el cambio de comportamiento de la muchacha. La sacerdotisa se ofreció a visitar a Feril cuando tuviera tiempo para ver, si gracias a sus sentidos agudizados, descubría algo más de este nuevo misterio. De repente apareció por debajo de la puerta un pequeño sobre que contenía una citación, para los tres compañeros, a última hora de la tarde con su contacto en el ministerio, el enigmático Mota.

Por último, Amadeus le explicó a Elvi lo que había descubierto sobre la droga de la Hilera Roja y que quizá debían preguntar a Mota por si sabía algo de una incursión demoniaca en  Spire. La sacerdotisa utilizó un rito de alivio para calmar a sus compañeros, que estaban muy alterados por diferentes razones y a pesar de la resistencia demoniaca que sufría el joven Amadeus, desde la misión del teatro, consiguió sanar parcialmente la mente de sus amigos, antes de emprender el camino hasta el lugar de la cita con Mota.

Llegaron de nuevo a la zona industrial de Spire, allí el humo de las fábricas llenaba los pulmones y la piel de los trabajadores estaba aún más ennegrecida por el polvo carbón que se acumulaba en el aire. El grupo se dirigió lentamente al oscuro callejón, donde se vertía aquel líquido purulento y maloliente que iba camino del río.


Elvi, Dipree y Amadeus llegaron puntualmente a la reunión, sin embargo tuvieron que esperar a Ventris, que llegaba tarde como de costumbre. Aunque estaban más preocupados de que su contacto Mota no hubiese llegado aún a la cita. Elvi al ver llegar a su compañera, pensó que podrían aparecer guardias, porque les hubiesen delatado tras su "exitosa" misión en el teatro de la ciudad.

En ese momento, apareció Mota entre las sombras de los enormes bidones metálicos asegurando que había estado allí todo el tiempo. Vestido de negro de pies a cabeza y con aquellos cristales ahumados que ocultaban su mirada, el Magister del Ministerio se acercó al grupo, portando su misterioso paraguas negro en la mano izquierda.


Mientras Mota daba la bienvenida a los miembros del Ministerio de Nuestra Señora Oscura, Ventris se fijó que detrás del Magister había un pequeño reguero de sangre sobre la suciedad del suelo. Mota les dijo que la organización estaba muy impresionada con la misión del teatro y que les iban a encomendar un nuevo encargo más complicado, pero fundamental para los intereses del Ministerio.

Ventris señaló la hilera de sangre y Mota afirmó que últimamente los tiempos se estaban poniendo un poco difíciles y la sangre no era suya. Aprovechó la interrupción para preguntar por sí conocían el barrio de la Hilera Roja. Amadeus no dudó al decir que es un lugar donde se puede conseguir droga fácilmente. Mota dijo que el barrio estaba “gobernado” por tres facciones criminales que se repartían el barrio; Madre Luna que dirige La Arena, donde se realizan peleas de gladiadores, las hermanas Aguja e Hilo que son las mayores traficantes de droga de toda la ciudad y por último el señor Winters un peligroso traficante de armas. El Ministerio había descubierto que el señor Winters vendía armas a los paladines y no debían consentirlo.


Todos sabían que en unos días se celebraría su cumpleaños y gran parte de la flor y nata de la Hilera Roja acudiría al evento. El Ministerio quería que la célula se infiltrara para acabar con su vida dejando claro un mensaje: “Con el Ministerio no se juega”. Ventris y Dipree pensaron que se podría chantajear o presionar al señor Winters para que colaborase con el Ministerio, pero Mota afirmó que matando al traidor se puede crear una terrible sensación de miedo en otros drows, que quieran perjudicar los intereses del Ministerio.


Amadeus comentó si el Ministerio podría infiltrarles en la fiesta a través de sus contactos y Mota se echó a reír afirmando que le encantaban las bromas del joven agitador, antes de despedirles con un simple gesto de su mano.

Cuando el grupo se alejaba del callejón, Mota llamó a Ventris y le dijo al oído que Armand no era de fiar y que todo lo que promete no tiene por qué llegar a buen puerto. Además le dijo que si seguía interesada en ascender en el Ministerio hablarían después de la misión del señor Winters. La joven actriz asintió y regresó junto a sus compañeros.

El grupo se reunió en una pequeña taberna a las afueras del distrito industrial para trazar un plan para la misión. En principio sabían que el señor Winters era un vendedor de armas con muchos contactos y poder en la ciudad. También tenían claro que las facciones criminales de la Hilera Roja estaban en una permanente guerra fría por el control de cada calle del barrio. Amadeus dijo que en esta ocasión llevaría su escopeta, porque en la anterior misión recibió dos tremendas palizas, pero el resto del grupo le dijo que debían ser discretos y aparecer con una escopeta en la fiesta del señor Winters podría ser un error. Dipree se ofreció a sustituir a uno de los guardaespaldas del señor Winters para obtener información y ver tanto los movimientos como la distribución del lugar donde se celebraría la fiesta.


Por último, acordaron infiltrarse en la fiesta de cumpleaños utilizando sus habilidades y contactos para acercarse al señor Winters y acabar con él de forma pública, con el objetivo de que el mensaje del Ministerio quedase bien claro…

Espero que os guste nuestra campaña,

Un saludo a tod@s

0 comentarios:

Publicar un comentario