Campaña de SPIRE con los amigos del Salón del Rey de la Montaña. Sesión 9 La Hilera Roja

Hola amig@s de albinusrol, hoy continuamos nuestra serie de entradas dedicadas a la Campaña del juego de rol SPIRE, que estoy jugando de forma online, junto a mis amigos roleros, José Manuel Palacios "Panda", Dani "Danpe", David "Aakroma" y José Alarico "Jan Cantor", donde quiero compartir con tod@s vosotr@s el resumen de cada sesión.



Todos formamos parte del grupo de rol en la plataforma Discord "El Salón del Rey de la Montaña", donde se suelen hacer quedadas mensuales (siempre que se puede) para jugar a rol de forma presencial, pero debido a la pandemia del Covid-19 no hemos podido quedar tanto como nos gustaría y decidimos realizar una campaña online, para seguir disfrutando de nuestra afición entre amigos. 

La campaña es del juego de rol SPIRE, que ha financiado su versión en castellano exitosamente el pasado 7 de junio de 2021 en verkami, gracias a la editorial Cursed Ink. Sí queréis ver como es este juego de rol, os dejo el enlace a nuestro unboxing de Spire.

SPIRE es una descomunal ciudad de elfos oscuros, que hace doscientos años fue conquistada a sangre y fuego por los altos elfos de las tierras heladas del norte. Ahora, los aelfirs (altos elfos) gobiernan la ciudad con crueldad, mientras que los drows malviven bajo su tiranía. Pero un pequeño grupo de drows quiere acabar con los aelfirs y recuperar la ciudad. Los personajes jugadores son drows que forman parte del Ministerio de Nuestra Señora Oculta. Como ministros, realizarán misiones desesperadas para socavar al gobierno y dar pasos hacia la libertad. Practican el espionaje, el robo y hasta el asesinato para conseguir sus objetivos, sabiendo siempre que un paso en falso supondrá su caída... y la de todos sus seres queridos.

El Salón del Rey de la Montaña se enorgullece de presentaros la campaña: 

JUEGO DE ROL

SPIRE, la ciudad debe caer

ESCENARIO

Alma y Vida

DIRIGIDA POR: 

José Alarico "Jan Cantor"

 PROTAGONIZADA POR:

Elvi 
José Manuel Palacios "Panda"

Dipree
Dani "Danpe"

Ventris
David "Aakroma"

Amadeus
Julio "Albinus"


Resumen de la sesión

Después de un largo paseo, los héroes llegaron a las sinuosas calles de la Hilera Roja, que realmente estaba dividida en tres partes: 

Al norte se encontraba el Coliseo, donde se realizan las feroces luchas de gladiadores. En los corrillos, que se forman a la entrada del espectáculo, siempre se decía que un gladiador podía ganar mucho dinero e incluso su libertad, pero ninguno lo ha conseguido aún. La encargada de organizar los eventos es una gnoll llamada Madre Luna. Realmente para muchos drows de Spire, es muy extraño que una gnoll tenga tanto poder en la ciudad, porque la mayoría de los miembros de su raza suelen ser esclavos o prisioneros de guerra.


Al sur estaba la mansión del Señor Winters y sus fábricas. Todo el mundo sabe que es un empresario de éxito que fabrica armas. Y la mayoría puede afirmar que trafica con esas mismas armas. Las armas que se fabrican en la Hilera Roja son austeras y carentes de detalles, pero muy eficaces.

En el centro de la Hilera Roja se encuentra la plaza Aguja e Hilo. Es un lugar repleto de jardines, que aprovechan la luz solar reflejada a través de un intrincado juego de espejos, para que las plantas puedan desarrollarse en todo su esplendor. Las fuentes de colores, además de atraer a los drows por su belleza, sirven para suministrar agua a toda la zona ajardinada. Estos bellos jardines contrastan con los oscuros callejones de los alrededores de la plaza, que están repletos de cientos de pobres drows, enganchados a las múltiples drogas que se venden en la Hilera Roja. Por supuesto, la guardia de la ciudad no se acercará a la plaza Aguja e Hilo a menos que haya una incursión demoniaca. En esta emblemática plaza viven las hermanas empresarias Aguja e Hilo, que comercian con bienes y servicios.


El resto del barrio lo componen multitud de calles, callejones y pequeñas plazoletas repletas de tenderetes, donde se compra y vende de todo. En sus esquinas llenas de suciedad y basura, drows y humanos esqueléticos mendigan, roban y hacen lo que sea necesario para conseguir la siguiente dosis. Además, en muchas de estas callejuelas se pueden encontrar hornacinas de santos, que son una de las pocas cosas que dan algo de esperanza a las almas atormentadas de este barrio.


Elvi decidió quedarse en las calles consolando a los pobres para darles algo de esperanza, mientras escuchaba cualquier rumor relacionado con su misión. Los desdichados drows hablaban de los preparativos de la fiesta del Señor Winters, que era muy querido en el barrio, porque tiene una fundación con la que ayuda a la gente pobre de la Hilera Roja y da cuantiosas donaciones para escuelas e infraestructuras. De todas formas la sacerdotisa notó cierta decepción en sus palabras y continuó con su labor, para ver si podía conseguir más información.

Ventris sacó su violín en una plazoleta ajardinada y comenzó a tocar un poco, para atraer a las masas. El espectáculo animó a la gente a reunirse en torno al artista y a rebajar el nivel de tristeza de la población. En una esquina estaba Arthur, un vendedor de droga en la Hilera Roja, que también estaba disfrutando de la actuación de la artista.


Amadeus, que ya conocía a Arthur, saludó a su contacto y le preguntó por la fiesta de cumpleaños del Señor Winters. Arthur, que en un principio se mostró reacio a hablar delante de Dipree, porque pensaba que podría ser un guardia de la ciudad, finalmente le contó al joven alborotador que la fiesta de cumpleaños iba a ser privada y con acceso restringido. Según el vendedor de droga, la gente de la Hilera Roja estaba muy descontenta con su benefactor, por el hecho de no celebrar de forma pública su cumpleaños con todos sus seguidores. Arthur le preguntó a Amadeus si quería comprar mercancía o solo buscaba información. Para disimular, el alborotador le compró un par de papelinas y con una amplia sonrisa se despidió de su contacto, mientras se dirigía hacia el sur, junto a Dipree, para hablar con los trabajadores descontentos de las fábricas del Señor Winters.


Elvi, que seguía consolando a los pobres, también escuchó la misma versión que su compañero Amadeus. La gente estaba muy descontenta, porque solo querían agradecer al Señor Winters todo lo que había hecho por ellos en los últimos meses. No entendían que celebrara su cumpleaños en su mansión y con entrada restringida. Uno de los desdichados drows le dijo a Elvi que la sacerdotisa de la Hilera Roja, la Madre Lassam les había dicho que era un hombre muy ocupado. Elvi le preguntó si la Lajhan del barrio tenía contacto con el Señor Winters y el pobre drow le contestó que la sacerdotisa visitaba su mansión una vez a la semana. Antes de marcharse, en busca del templo de la Hilera Roja, Elvi realizó un rito de alivio con los pobres que la rodeaban, para apaciguar parte de su sufrimiento.


Mientras tocaba su violín, Ventris decidió fijarse en los drows que se acercaban a escuchar su música, en busca de alguien que vistiese con ropas elegantes. Su mirada se detuvo en un drow bajito vestido con una chaqueta oscura y una camisa de color morado, junto a unos pantalones de cuero. Sin embargo, destacaba por los anillos de oro que adornaban sus manos. La joven artista se percató que el drow estaba protegido por tres matones que le acompañaban. Tras terminar una pieza de su repertorio, Ventris descendió de la fuente que estaba utilizando como escenario improvisado y sentada en un banco de piedra cercano se sirvió de sus dotes de maquillaje, para deslumbrar con su glamour al pequeño drow elegante y adinerado.


El drow fascinado por la cautivadora belleza de la artista se acercó a ella y tras alabar su actuación, besó en repetidas ocasiones la mano de la joven. Se presentó como Lapin y le ofreció ir a tomar algo a un café cercano. De repente unos chiquillos se acercaron a alabar la actuación de Ventris y la rodearon para admirarla, pero Lapin les gritó para que no molestaran y al chiquillo que estaba más cerca de la artista le enganchó del cuello y comenzó a darle una paliza a puñetazos. Ventris sujetó suavemente el antebrazo de Lapin para evitar que siguiera destrozando la cara del crío y se percató de la mirada de odio en sus ojos violetas. Finalmente soltó al chiquillo, que sangraba por la nariz rota y no paraba de llorar. El violento drow ofreció su brazo a la artista, la cual dejó caer un pañuelo junto al crío herido. Lo último que vio Ventris al abandonar la plaza fue al grupo de chiquillos que la felicitaron anteriormente por su actuación, que la miraban apesadumbrados negando con la cabeza en su dirección.


Amadeus y Dipree llegaron al sector donde se encontraban las fábricas del Señor Winters y no tuvieron ningún problema para hacerse pasar por drows proletarios. Allí se percataron que la mayoría de los trabajadores estaban muy enfadados con su patrón, por no hacer pública su fiesta de cumpleaños ni ofrecer una compensación, por las horas extras trabajadas. La crispación y el odio hicieron a los trabajadores alzar la voz y el alborotador decidió aprovechar la ocasión, para aumentar la frustración de los drows trabajadores con el Señor Winters.

Amadeus se subió a una silla y comenzó a gritar sobre la explotación del Señor Winters a sus trabajadores y que lo ideal es que viera arder sus fábricas cuando mirara por la ventana de su mansión el día de su cumpleaños. Sin embargo, los trabajadores que estaban muy enfadados, comenzaron a exaltarse y decidieron quemar las fábricas en ese momento y no esperar al cumpleaños del Señor Winters. La masa se hizo con antorchas y tras arrollar a los capataces, comenzaron a quemar una de las fábricas.


Tanto Ventris que estaba sentada en el café junto a Lapin, como Elvi que iba caminando hacia la capilla, vieron a una muchedumbre avanzar hacia la zona sur y a un destacamento de la guardia de la ciudad correr en esa misma dirección, que al llegar al lugar de los incidentes, vieron que la enfurecida masa estaba quemando otra fábrica y decidieron mantenerse al margen en los callejones que daban a aquel sector. Sin embargo, algunos minutos después aparecieron unos matones a sueldo, armados con escopetas y pistolas, con el objetivo de silenciar a los cabecillas de la revuelta...

Espero que os guste nuestra campaña,

Un saludo a tod@s

0 comentarios:

Publicar un comentario