Campaña de SPIRE con los amigos del Salón del Rey de la Montaña. Sesión 7 Un nuevo día en Spire

Hola amig@s de albinusrol, hoy continuamos nuestra serie de entradas dedicadas a la Campaña del juego de rol SPIRE, que estoy jugando de forma online, junto a mis amigos roleros, José Manuel Palacios "Panda", Dani "Danpe", David "Aakroma" y José Alarico "Jan Cantor", donde quiero compartir con tod@s vosotr@s el resumen de cada sesión.



Todos formamos parte del grupo de rol en la plataforma Discord "El Salón del Rey de la Montaña", donde se suelen hacer quedadas mensuales (siempre que se puede) para jugar a rol de forma presencial, pero debido a la pandemia del Covid-19 no hemos podido quedar tanto como nos gustaría y decidimos realizar una campaña online, para seguir disfrutando de nuestra afición entre amigos. 

La campaña es del juego de rol SPIRE, que ha financiado su versión en castellano exitosamente el pasado 7 de junio de 2021 en verkami, gracias a la editorial Cursed Ink.

SPIRE es una descomunal ciudad de elfos oscuros, que hace doscientos años fue conquistada a sangre y fuego por los altos elfos de las tierras heladas del norte. Ahora, los aelfirs (altos elfos) gobiernan la ciudad con crueldad, mientras que los drows malviven bajo su tiranía. Pero un pequeño grupo de drows quiere acabar con los aelfirs y recuperar la ciudad. Los personajes jugadores son drows que forman parte del Ministerio de Nuestra Señora Oculta. Como ministros, realizarán misiones desesperadas para socavar al gobierno y dar pasos hacia la libertad. Practican el espionaje, el robo y hasta el asesinato para conseguir sus objetivos, sabiendo siempre que un paso en falso supondrá su caída... y la de todos sus seres queridos.

El Salón del Rey de la Montaña se enorgullece de presentaros la campaña: 

JUEGO DE ROL

SPIRE, la ciudad debe caer

ESCENARIO

Alma y Vida

DIRIGIDA POR: 

José Alarico "Jan Cantor"

 PROTAGONIZADA POR:

Elvi 
José Manuel Palacios "Panda"

Dipree
Dani "Danpe"

Ventris
David "Aakroma"

Amadeus
Julio "Albinus"



Resumen de la sesión

Habían pasado un par de meses desde los intensos acontecimientos acontecidos durante la representación teatral de El Corazón Enmascarado y los protagonistas de aquella aventura continuaban con sus vidas cotidianas sin tener noticias del Ministerio.

Amaneció un nuevo día nublado en las sinuosas calles de Spire y poco a poco la ciudad comenzó a cobrar vida una vez más. La sacerdotisa Elvi se encontraba en su modesta morada, cercana al templo. Se trata de una casa cedida a los Lajhan para su uso y consta de un pequeño salón con chimenea, un dormitorio muy austero, donde están las pocas pertenencias de la sacerdotisa y una sala algo más grande, que alberga unas altas librerías y una mesa rectangular donde tratar a los pacientes. Además tiene un pequeño patio trasero lleno de trastos viejos de anteriores inquilinos.


Ventris, siempre ha sido una persona itinerante y cada semana puede dormir en un sitio distinto. Estas últimas semanas ha estado trabajando para una noble y así permitirse una serie de lujos que no tiene habitualmente. Además, durante su estancia con los aelfires, se ha enterado de algunos cotilleos y chismes de la nobleza. Hace un par de días que regresó a la posada donde suele tocar su violín y realmente disfruta de su música.

Dipree vive en una casa, que en algún momento fue una residencia ostentosa y que compartió un tiempo con su prometida Feril. Desde que perdió sus sentimientos duerme en una pequeña habitación, destinada a los invitados, donde solo hay un triste camastro y una mesilla. Mientras toma una infusión en su enorme salón, sus ojos se centran una vez más en la chimenea apagada. Le gusta tener las cortinas echadas y hay una penumbra perpetua en su interior. Tanto el exterior como en el interior la casa parece mucho más abandonado y descuidado, que antes de su transformación en agente de las sombras. Cuando no está enfrascado en una misión, suele pasar horas con la mirada fija en la chimenea o en el Barrio de Plata espiando a su prometida Feril desde la distancia.


Amadeus al levantarse lo primero que ve es un pequeño escritorio, porque vive en un colegio mayor donde están los drows que han sido enviados a servir a otras razas y el joven alborotador ha pasado algunos años sirviendo a los humanos. Suele utilizar los laboratorios tecnológicos como Bastian, con el objetivo de ampliar sus conocimientos sobre los avances tecnológicos humanos. En su pequeño cuarto guarda un preciado baúl, donde tiene sus pertenencias personales; la chupa de cuero, su escopeta, la gomina para hacerse la cresta y su puño claveteado. Además tiene un espejo de mano donde se mira las cicatrices de las heridas de la misión del teatro y por último tiene una pequeña luz a la que da golpes cuando se intenta apagar, porque actualmente tiene miedo a dormirse debido a su sombra demoniaca. Cómo últimamente duerme muy poco, está aprovechando para estudiar más y sus notas han mejorado notablemente.

Elvi que ya había realizado sus oraciones matinales y acababa de terminar su tazón de gachas, escuchó como golpeaban insistentemente su puerta. Dejó el cuenco en el recibidor y al abrir la puerta se encontró de frente con Merin, un chiquillo drow de la calle desarrapado y mal vestido. La sacerdotisa sabía que el pequeño junto a otros niños drow había llegado a un acuerdo con la congregación local para llevar mensajes y realizar pequeños recados a cambio de un sitio donde dormir, comida y formación académica. El chaval entró como una exhalación en la casa de la Lajhan y le dijo que su amigo John se había caído en una esquina de la calle. Elvi recogió su bolsa de primeros auxilios y le pidió al chiquillo que la llevara hasta su amigo. Merin acercó a la sacerdotisa hasta un callejón donde había varios chiquillos como él y sobre el frío suelo se encontraba su amigo John. Este drow era algo más mayor que el resto, de unos 15 años de edad y recodó que era el líder de estos chiquillos. El pobre John se encontraba tumbado echando una espuma de color marrón por la boca y su respiración era muy lenta. La sacerdotisa cogió una muestra de la baba del muchacho en uno de los tarros de su bolsa de primeros auxilios y pidió al resto de chiquillos que recogieran a su amigo y lo llevaran hasta su casa para examinarlo mejor. Por último, antes de dejar el callejón pidió a otro de los chiquillos que fuera a buscar a Bastian al Colegio Mayor y que lo trajera hasta su casa.


La sacerdotisa le preguntó a los chiquillos si su amigo John había comido algo raro o en mal estado durante la mañana. Los niños sólo sabían que su amigo había acudido la noche anterior a la Hilera Roja, donde hacía recados para otros drows. Al llegar a la casa tumbaron al pobre John sobre la mesa rectangular y rápidamente Elvi le administró un tratamiento básico anti-venenos con la intención de estabilizarlo, hasta tener una información más precisa de la intoxicación del muchacho. Gracias al tratamiento de la sacerdotisa, la respiración del chico se volvió más estable y dejó de expulsar la baba marrón por la boca, aunque durante su exploración comprobó que tenía los ojos muy enrojecidos.

Ventris, había terminado de interpretar una de sus piezas musicales favoritas en la taberna donde toca habitualmente y estaba recibiendo el afecto del público a través de sus aplausos. Durante la actuación la joven actriz se fijó en una mesa donde se habían sentado cinco drows que no parecían clientes habituales del local. Llevaban ropas excesivamente caras para la Hilera de Marfil y después de aplaudir efusivamente su actuación le hicieron una seña para que la intérprete se acercara a su mesa. Después de realizar varias reverencias de cara al público, Ventris regresó a la barra y tras dejar el violín a buen recaudo, se sirvió una copa de licor antes de acudir a la mesa de los extravagantes drows, que vestían trajes de seda de diversos colores. El grupo estaba compuesto por tres mujeres y dos hombres. Uno de los hombres, con un bigote y barba recortados de forma anticuada, alabó la actuación de Ventris. La actriz se fijó que el resto de sus compañeros también tenían peinados y maquillaje pasado de moda. Todos llevaban anillos con piedras preciosas a juego con los vistosos colores de sus trajes y vestidos.


Ventris se ruborizó ante los halagos del drow, que se presentó como el Duque Armand junto a sus acompañantes. El “noble” le dijo a Ventris si aceptaría actuar en un evento privado a lo que la joven aceptó con una sonrisa muy ensayada en multitud de ocasiones. Los extravagantes drows lo celebraron y una de las mujeres sacó un espejo donde colocaron seis líneas de una sustancia marrón similar al talco. El Duque Armand sacó un tubo por el cual esnifó una de las rayas y se lo ofreció a Ventris, que no dudó en meterse el polvo en la nariz. Observó que los drows estaban sonriendo y le ofrecieron otra raya más, pero Ventris se excusó en que debía regresar al trabajo y con una dosis de droga tenía más que suficiente. 


En ese momento se percató que la actitud de los drows había cambiado y Ventris quiso obtener más información sobre la actuación privada para el noble y sus acompañantes. Aunque empezaba a notar cierta relajación, debido al efecto de la droga que acababa de tomarse, se percató que el Duque Armand la estaba distrayendo para que otra de sus acompañantes le echara algo en su copa de vino. La joven se excusó en un primer momento para evitar beber, pero ante la insistencia del Duque y sus acompañantes, cogió la copa y se la acercó a los labios sin beber. Armand, que se percató de que Ventris no había bebido de la copa, cambió radicalmente su tono de voz y dijo: “Muy lista, muy lista nos han recomendado bien”. El Duque sacó un trozo de papel y añadió: “Dentro de tres noches venga a esta dirección usted sola” y acercándose al oído de la joven actriz le dijo: “No está usted interesada en conseguir un puesto de Magister del Ministerio”. Ventris asintió y le dijo que se verían dentro de tres noches. En ese momento los “nobles” se levantaron y se marcharon por donde habían venido. Junto al papel habían dejado una nota de Mota que la citaba a una reunión esa misma noche...


Espero que os guste nuestra campaña,

Un saludo a tod@s

0 comentarios:

Publicar un comentario